GOMEZ PALACIO, DURANGO

 

El Municipio de Gómez Palacio en el Estado de Durango se localiza en la Zona Noreste; forma parte de la Comarca Lagunera conurbación de los municipios de Gómez Palacio y Lerdo del estado de Durango, y de Torreón del estado de Coahuila, se ubica entre las coordenadas geográficas: 25° 32′ – 25° 54′ de latitud norte y 103° 19′ y 103° 42’ de longitud oeste.

 

El Municipio tiene una extensión territorial de 990.2 kilómetros cuadrados; limita al norte con el municipio de Tlahualilo, al noroeste con el municipio de Mapimí y al suroeste con el municipio de Lerdo, al este limita con el estado de Coahuila, en particular con los municipios de Torreón, Matamoros y Francisco I. Madero.

 

El municipio se caracteriza por su clima muy seco semicálido, con temperatura media anual de 20 a 24°C, se presenta precipitaciones anuales menores a 300 mm. La vegetación nativa de toda la zona es el matorral, sin embargo, debido a los procesos de irrigación desarrollados a partir de las aguas del río Nazas, la mayor parte del territorio de Gómez Palacio se encuentra dedicado a la agricultura de riego.

 

Los reportes del Conteo de Población y Vivienda realizado en 2005 (INEGI), reporta una población total de 304,515 personas; no obstante, el censo 2010 reciente registra 327,985 habitantes, es decir un incremento del 7.7% en un quinquenio lo que representa una tasa de crecimiento anual de 1.54%.

 

 


Ubicacion Durango

 

Mapa de Ubicación del Municipio de Gómez Palacio, Durango.

 

ORDENAMIENTO ECOLÓGICO

El Ordenamiento Ecológico es un instrumento de política ambiental dirigido a regular e inducir el uso del suelo y las actividades productivas, con el fin de lograr la protección del medio ambiente, la preservación y el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, a partir del análisis de las tendencias de deterioro y las potencialidades de aprovechamiento de los mismos (LGEEPA, Artículo 3. Fracc. XXIII).

La metodología general del Ordenamiento Ecológico consiste en analizar espacialmente la realidad en sus componentes natural, social y económico, para posteriormente desarrollar modelos de integración y evaluación que dan como resultado una visión de la interacción de dichos componentes, y permiten una evaluación de la aptitud del terreno para los diferentes usos. La interacción de los tres subsistemas se manifiesta en la ocupación y transformación del territorio, y es allí en donde se produce el impacto de las actividades humanas.

 

INTRODUCCIÓN